El lenguaje deportivo. El juego lingüístico fuera de la cancha

Hoy iScribo habla del lenguaje deportivo usando como ejemplo el lenguaje del fútbol. ¡Ven y conoce un poco de éste!

El lenguaje es como una masa moldeable; se expande o contrae según el contexto, crece o se extingue según las distintas circunstancias. Es un ser viviente y, por lo tanto, cambiante. Con el surgimiento de las distintas profesiones o áreas de desarrollo laboral surgen los tecnicismos; un lenguaje para transmitir ideas respecto a una actividad específica. Sucede con la medicina, con el periodismo y otras áreas. Y dentro del periodismo hay una subrama: el periodismo deportivo.

El deporte en general y cada rama deportiva en particular, tienen sus propias referencias lingüísticas y el periodismo deportivo hace referencia a las que convocan más seguidores. Muchas veces el periodismo deportivo de países cuya lengua oficial es el español es criticado por el uso de extranjerismos, pero también hay que reconocer que además del uso de anglicismos, el lenguaje del periodismo deportivo destaca por la originalidad de alguna de sus expresiones, las que han traspasado el vocabulario de uso propio de los periodistas y se ha trasladado a la cotidianeidad de la población de todo un país.

 Al momento de hablar de eventos deportivos la terminología bélica sale a flote de manera natural. El léxico militar es un ingrediente indispensable al momento de hacer metáforas para el deporte. Se habla de verdaderas batallas, de duelo o contienda. Se trata de un encuentro de vida o muerte, en el que los equipos se atrincheran, se rearman y ponen a prueba toda su artillería.

El lenguaje del fútbol

El fútbol es sin duda el deporte de mayor afición dentro de los países que hablan español, tanto en Latinoamérica, como en España, por ello el vocabulario lingüístico que hace referencia a esta pasión de multitudes es bastante amplio. La emoción se traslada fácilmente a la lengua, de ahí se expande, se normaliza entre los aficionados y alcanza a todos los hablantes.

El fútbol tiene su propio diccionario. Un tiro, disparo o remate al arco es un lanzamiento a la portería. El tablón es la tribuna donde se ubica la hinchada de cada equipo, que dependiendo del equipo al cual apoya se les conoce como Culés o Colchoneros en España, Bosteros o Gallinas, en Argentina y Uruguay o Las Madres, Las Zorras o Las Monjas en Chile.

El balón es conocido como la pelota, el cuero o el esférico. A un jugador falto de pasión se le llama pecho frío. Dar un baile es ganar por amplia diferencia. Amasar la pelota se refiere a quien tiene habilidad para dominarla. Morfón, comilón o chupón es quien no pasa el balón a sus compañeros. La hinchada que aguanta los trapos es aquella que apoya a su equipo en todo momento y gambetear o hacer una gambeta es la habilidad de un jugador para eludir al equipo contrario y seguir avanzando con la pelota. El jugador con dichos dotes es un gambeteador.

Un gato es un portero muy bueno, también se habla de arquerazo. Y un cabezazo también puede ser un testarazo. Un tuercebotas es como se conoce a un mal jugador.

Se dice que el lenguaje deportivo es excesivamente opinativo, pero a la vez es esta libertad la que le ha permitido ser uno de los más creativos e innovadores con el uso del lenguaje. En el lenguaje deportivo se hace uso de recursos poéticos como las metáforas, comparaciones y metonimias. En el periodismo deportivo se apela a las emociones y sentimientos por lo que el uso de signos de exclamación es habitual. ¡Gol, gol, gol! Podría ser perfectamente un titular aceptable en primera plana.

¿Es tan bueno el Barcelona? Es un titular que busca interpelar al lector, establecer contacto y mantener una conversación.

La creatividad léxica, como ya hemos visto, es algo característico del lenguaje deportivo. Lo vemos en el breve extracto que hemos compartido aquí del vocabulario habitual en torno al fútbol y de los recursos estilísticos que se utilizan para crear nuevas palabras o expresiones, además de estas podemos mencionar un par más como el caso de la verbalización del sustantivo en casos como campeonarEl atlético de Madrid logró campeonar en España– o el recurso de parasíntesis, que no es otro que el de formar palabras haciendo uso de un sufijo o prefijo, por ejemplo, en el caso de cerocerismo. El cerocerismo vuelve a imponerse en la liga.

El lenguaje deportivo ha sido relevante en el enriquecimiento de otros lenguajes, incluso el cotidiano. ¿Conoces expresiones de uso cotidiano cuyo origen sean el ámbito deportivo? Compártela con nosotros.

Me he quedado con ganas de hablar del lenguaje de la hípica, pero por falta de espacio eso tendrá que ser parte de otro artículo. Tú también puedes proponernos temas que sean de tu interés.

Sigue conociendo más curiosidades del lenguaje y de la lengua castellana, visitando y leyendo los distintos artículos que semana a semana publicamos en el blog de iScribo. Y si buscas mejorar tu escritura en español y corregir alguna variante específica de este idioma, no olvides suscribirte a nuestro maravilloso corrector gramatical. ¡Te esperamos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más para explorar

Historia del idioma español

¿Castellano o español? Una lengua con dos nombres

El español o castellano es una lengua hablada por alrededor de quinientos millones de personas en todo el mundo. Hoy iScribo comparte contigo el origen de ambos términos.

¿Quieres más consejos sobre el español?

Consíguelos directamente en tu bandeja de entrada

Regístrate para recibir consejos y trucos que perfeccionen tu escritura en español. Redactarás como un nativo en un abrir y cerrar de ojos.

¡Prueba iScribo gratis hasta el 30 de Septiembre! Nuestro programa de subscripción comienza desde el 1ro de octubre de 2021. Puedes utilizar nuestro sitio hasta el medio día (GTM) del 30 de septiembre  de 2021. ¿Tu compromiso? proveernos de comentarios de uso (buenos o malos) que nos ayuden a fortalecer y enriquecer nuestra plataforma.