Palabrotas e idiosincrasia en países hispanohablantes

La sociolingüística es la rama de la lingüística que observa las relaciones entre la lengua y la sociedad. Hoy iScribo te invita a poner ojo en un aspecto muy interesante: las palabrotas, ya que las temáticas que éstas abordan nos muestran cuál es la llaga a la que una cultura le pone el dedo al momento de insultar.

Palabrota, blasfemia, grosería o insulto. Llámale como quieras. Las gritas, las sueltas, las lanzas al aire en momentos de furia, Te liberan la tensión después de un golpe. Se nos escapan sin intención de vez de cuándo, y la mayor parte del tiempo se siente muy liberador decirlas.

La RAE define palabrota como un “dicho ofensivo, indecente o grosero” e insultar como “ofender a alguien provocándolo e irritándolo con palabras o acciones”.  El insulto, entonces, es un acto del habla cuya función es intentar agredir, atacar o humillar a una persona en un momento determinado. Por esta razón los insultos se ubican fuera de la norma social.

Pero los insultos no son solamente actos de habla que atacan la imagen positiva, y en algunos casos, negativa de los interlocutores, sino que también son capaces de reflejar qué actitudes, creencias y cualidades son evaluadas como negativas o positivas por los miembros de una comunidad de habla específica. En este sentido, se podría decir que los enunciados considerados insultantes forman parte del patrimonio lingüístico y cultural de una comunidad de habla en particular y que ellos pueden reflejar ciertos (anti)valores sociales. De esta forma el insulto, que nace de las palabras (terreno lingüístico) se extrapola también al terreno de lo social y cultural.

Aunque las palabrotas se encuentran fuera de la norma social no siempre son “actos de habla puramente descorteces”, ya que también se observa un uso de identificación de un grupo particular. En estos casos no tienen una carga semántica ofensiva, sino que cumplen otras funciones, como crear solidaridad, estrechar lazos de camaradería y amistad, enfatizar e intensificar enunciados, expresar sorpresa, llamar la atención del interlocutor e identificar a los participantes de las interacciones como miembros de un grupo. Como en el caso de “¡Buena güeón, tanto tiempo! (Chile) o “¡Pedazo de cabrón, cuánto tiempo! (España).

El tabú lingüístico

No todas las culturas consideran ofensivas las mismas palabras, pero sí todas tienen en común que consideran ofensivas las palabras tabúes. Lo prohibido siempre despierta el interés social.

Hay tres grandes tabúes que se repiten como temática dentro de las groserías. En primer lugar, está la esfera escatológica. Son muy comunes las groserías que hacen referencia a excremento, mugre, secreciones corporales o las partes del cuerpo que las producen. Luego, la esfera sexual. Una buena parte de las malas palabras se refieren al acto sexual, sobre todo si en una determinada cultura es un tema más bien vergonzoso. Algo curioso del español, tanto hispanoamericano, como europeo, es que existen bastantes insultos relacionados con quienes ejercen la prostitución (hijoputa/hijaputa, hijo de puta, hija de puta), pero no hay ninguno que haga alusión a quién paga por tener sexo.

La religión y todo lo que tenga relación con lo sacro son temáticas que no se espera que se planteen fuera de un contexto de solemnidad, por lo que crear groserías a partir de este tipo de palabras es realmente transgresor y corresponde al tercer gran tabú: el de la esfera religiosa. De hecho, el cristianismo dice explícitamente “no tomarás el nombre de Dios en vano”, entonces traer a colación objetos sagrados en todo de burla es muy provocador.

Otro tipo de insulto es el que hace alusión a la poca capacidad intelectual de alguien, por otra parte, en las culturas latinas es bastante común insultar a alguien haciendo referencia a su madre (su progenitora). Aquí puedes ver un video acerca de los tabúes lingüísticos en las palabrotas.

Los tipos de palabrotas según países

[Advertencia: Si estás en un espacio público donde hablen español no te recomiendo leer este artículo en voz alta, o más de alguien te mirará feo.]

En España llama la atención cómo la esfera religiosa ocupa un lugar importante a la hora de insultar. Por ejemplo, tienen expresiones como “hostia”, “me cago en la mar” o “me cago en la hostia” u otros más fuertes como “me cago en Dios”. Mientras que, al otro lado del Atlántico, en Chile y Argentina se tiende a insultar principalmente con palabrotas que aluden a la esfera de lo sexual como “concha”, “pico”, “chucha”, “raja” o “concha de su madre”.

Estas diferencias de temáticas son bien interesantes porque nos hablan de lo que es incómodo para una sociedad como la española, la argentina o la chilena, y cómo a través de los insultos pueden liberar -en parte- lo que reprimen como sociedad.

4 respuestas a «Palabrotas e idiosincrasia en países hispanohablantes»

I do trust all the ideas youve presented in your post They are really convincing and will definitely work Nonetheless the posts are too short for newbies May just you please lengthen them a bit from next time Thank you for the post

I loved as much as youll receive carried out right here The sketch is tasteful your authored material stylish nonetheless you command get bought an nervousness over that you wish be delivering the following unwell unquestionably come more formerly again since exactly the same nearly a lot often inside case you shield this hike

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más para explorar

Historia del idioma español

¿Por qué existe la letra H en español?

La “h” es el único grafema del castellano que por sí solo no se pronuncia, de ahí que se le llame “h” muda. Su origen es etimológico y no fonológico. Ven y conoce con iScribo cuál es el origen de la letra h en español.

¿Quieres más consejos sobre el español?

Consíguelos directamente en tu bandeja de entrada

Regístrate para recibir consejos y trucos que perfeccionen tu escritura en español. Redactarás como un nativo en un abrir y cerrar de ojos.

¡Prueba iScribo gratis hasta el 30 de Septiembre! Nuestro programa de subscripción comienza desde el 1ro de octubre de 2021. Puedes utilizar nuestro sitio hasta el medio día (GTM) del 30 de septiembre  de 2021. ¿Tu compromiso? proveernos de comentarios de uso (buenos o malos) que nos ayuden a fortalecer y enriquecer nuestra plataforma.