Cómo Aprender Español en 5 Pasos Sencillos

iscribo-spanishforbeginners-blogimage
En esta guía básica de iScribo de cómo aprender español para extranjeros, te mostramos algunos contrastes entre el español y el inglés por medio de ejemplos.

Como ya sabrás si estás aprendiendo español, la gramática es un componente esencial de toda lengua, y este idioma no es diferente. Existen numerosos paralelismos entre la gramática española y la de otras lenguas romances, incluidas muchas características afines al inglés.

En este artículo, trataremos de enseñarte la mejor manera de aprender español para extranjeros y los fundamentos de la gramática española. Además, hablaremos de algunos de los contrastes y paralelismos entre las reglas gramaticales del español y del inglés.

1. Visión global para aprender el español

Para empezar, examinaremos algunos de los paralelismos entre el español y el inglés.

a) Verbos

En español, los tiempos y conjugaciones verbales tienen un papel imprescindible. Mientras que el inglés tiene unas pocas conjugaciones, el español, como cualquier lengua romance, tiene una gran gama.

Dicho esto, los tiempos son bastante parecidos a los del inglés. No obstante, hay tiempos que existen en español pero que no figuran en inglés.

En la próxima parte, repasaremos los verbos con más detalle.

b) Orden de las palabras

El español sigue el mismo principio fundamental de orden de palabras que el inglés: S + V + C (sujeto + verbo + complementos). Hay algunos cambios en la colocación de adverbios y adjetivos, pero para construir una frase básica, basta con seguir la misma secuencia que en inglés.

Aquí hay un ejemplo de una frase corta que se traduce palabra por palabra:

Ejemplo: Mi padre canta una canción.

Traducción: My father sings a song.

Fácil, ¿verdad?

c) Palabras y frases

Aunque el vocabulario no es un componente gramatical, creemos que también se merece un hueco en este artículo.

Es fascinante observar que muchas palabras del inglés y del español tienen el mismo origen. Aunque el inglés no es una lengua romance, sino más bien germánica, históricamente ha estado muy influenciado por el francés y el latín.

Hay muchos ejemplos de este hecho, pero te daremos solo algunos:

Ejemplo: nación

Traducción: nation

Elegimos este término porque hay cientos de sustantivos en español que terminan en el sufijo –ación, que es igual a –ation en inglés. Otros ejemplos son información y decoloración.

Este sufijo deriva del latín, por lo que se utiliza en español, inglés y otros idiomas. Eso explica que todos sean iguales.

Ejemplo: animal

Traducción: animal

Este segundo ejemplo tiene la misma ortografía que el primero, pero se pronuncia de forma diferente. Se trata de otro término latino, lo que explica su parecido con su versión española.

2. Verbos

Como ya hemos dicho, los verbos españoles tienen muchas más conjugaciones que los ingleses. Mientras que las conjugaciones de los verbos ingleses se pueden contar con una mano, los verbos españoles tienen una conjugación distinta para cada persona en las formas simples y plurales, en todos los tiempos y modos. Cada persona de todas las conjugaciones verbales tiene la misma raíz pero una terminación distinta. Mira cómo se conjuga el verbo comer (to eat):

Yo como

Tú comes

Él/ella come

Nosotros/as comemos

Vosotros/as coméis

Ellos/as comen

El español, como el inglés, contiene verbos regulares e irregulares. Las irregularidades de los verbos ingleses, en cambio, son más visibles en las formas de pasado y participio.

Hablando de verbos irregulares, hay dos en español que no debemos pasar por alto: ser y estar. Si dominas el español, es posible que lo entiendas. En caso de que no lo sepas, tanto ser como estar son el verbo to be y cada uno se utiliza según el contexto.

Ejemplo: Soy español.

Traducción: I’m Spanish.

Ejemplo: Estoy triste.

Traducción: I’m sad.

En el primer ejemplo establecemos una realidad permanente, que es que soy español. En el segundo caso nos referimos a algo transitorio. Normalmente, cuando decimos que estamos tristes, como en el ejemplo, damos a entender que somos infelices en ese momento o durante un periodo corto, pero no para siempre.

3. Sustantivos

La distinción principal entre los sustantivos españoles y los ingleses es que los sustantivos españoles tienen género gramatical, que se divide en masculino y femenino (ya dedicaremos otra entrada para el género de los sustantivos ya que hay mucho que decir al respecto).

Te daremos un ejemplo del sustantivo de cada género:

el horno (the oven) es masculino

la nevera (the fridge) es femenino

Te preguntarás qué distingue a un horno de una nevera: nada. Todo se basa en la etimología y el desarrollo de la lengua.

La mayoría de las palabras necesitan que recuerdes su género además de su significado. Sin embargo, hay ciertos sustantivos que tienen géneros aparentes. Una mujer, por ejemplo, es un término femenino, pero un hombre es inequívocamente masculino. A esto lo llamamos heteronimia.

Tenemos un truco rápido para ayudarte a decidir si una palabra es masculina o femenina: Las palabras masculinas casi siempre terminan en -o, mientras que los términos femeninos casi siempre terminan en -a. Este consejo no es perfecto, pero te ayudará en muchos casos.

4. Adjetivos

Hay algunas cosas fundamentales que debes saber sobre los adjetivos en español. Para empezar, los adjetivos deben coincidir siempre en género y número con el sustantivo al que siguen. Utilizaremos como ejemplo el adjetivo negro (black):

Masculino singular: Coche negro (black car).

Masculino plural: Coches negros (black cars).

Femenino singular: Casa negra (black house).

Femenino plural: Casas negras (black houses).

Habrás notado que el sustantivo se antepone al adjetivo en estos casos. La mayoría de los adjetivos en español se ponen después del sustantivo de esta manera, con algunas excepciones.

5. Negación

Hoy repasaremos la negación en español. Las oraciones negativas básicas en español se forman insertando la palabra no antes del verbo. Algunos ejemplos son:

Ejemplo: No tengo coche.

Traducción: I don’t have a car.

Ejemplo: Hoy Martín no quiere ir al colegio.

Traducción: Martín doesn’t want to go to school today.

Mientras que el adverbio en el ejemplo anterior está en una posición diferente a la del inglés, la palabra negativa permanece en el mismo lugar en ambas versiones: entre el sujeto (a menos que se elimine en español) y el verbo.

Así que estos son algunos trucos de gramática española para aprender español para extranjeros.

Cuéntanos en los comentarios qué aspecto de la lengua española es el más difícil para ti. Esperamos tus comentarios y haremos todo lo posible para ayudarte. Mientras tanto, puedes practicar tu gramática española con iScribo si estás aprendiendo español.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más para explorar

7 Curiosidades De La Industria Del Cine Español | iScribo
Cultura de la lengua española

7 Curiosidades Del Mundo Del Cine Español

El cine español está en auge, no solo por el talento de intérpretes como Javier Bardem, sino por la calidad de los subtítulos en español. Descubre más aquí.

¡Prueba iScribo gratis hasta el 30 de Septiembre! Nuestro programa de subscripción comienza desde el 1ro de octubre de 2021. Puedes utilizar nuestro sitio hasta el medio día (GTM) del 30 de septiembre  de 2021. ¿Tu compromiso? proveernos de comentarios de uso (buenos o malos) que nos ayuden a fortalecer y enriquecer nuestra plataforma.