Categorías
Mejorar el lenguaje

2 Consejos Para Hablar Español Como Un Nativo

Cuando aprendes un idioma, como el español, te gusta que tu acento suene como  el idioma nativo del interlocutor.

Aunque la pronunciación es relativamente sencilla en comparación con la del inglés, varios detalles mínimos pueden delatarte cuando hables con un hispanohablante.

Entonces, ¿cómo puedes parecer más natural?

Puedes mejorar tu acento y tu forma de hablar. Con las 2 sugerencias que te damos a continuación, sonarás como un hablante natural de español en poco tiempo.

¿Consideras que es difícil aprender español? iScribo puede ayudarte.

¿Te atreves a empezar a hablar el idioma español en su forma más auténtica? Sigue leyendo.

1. Quita los pronombres de sujeto

Quizá ya sepas que los pronombres de sujeto son opcionales en español. Los hablantes nativos de inglés, en cambio, utilizan los pronombres ya que están acostumbrados a la secuencia de oraciones sujeto y verbo.

La verdad es que la supresión de los pronombres parece extraña al principio. Sin embargo, el utilizar el pronombre de sujeto en todas las oraciones te va a delatar, sabrán que el español no es tu idioma nativo.

Utilizar o no pronombres de sujeto es técnicamente correcto, pero lo más habitual es eliminarlos cuando el sujeto sea evidente por la conjugación del verbo o por indicios anteriores del contexto.

Los pronombres con conjugaciones compartidas, como usted, él y ella, permanecen en ocasiones en la frase si no es obvio de quién se está hablando.

En lugar de: Yo quiero comer tacos.

Di: Quiero comer tacos.

En lugar de: Sarah va a llegar tarde. Ella está con su familia.

Di: Sarah va a llegar tarde. Está con su familia.

En lugar de: Nosotros hemos ahorrado para el viaje.

Di: Hemos ahorrado para el viaje.

No siempre hay que quitar los pronombres. Escuchar con atención a una persona nativa de español es muy útil en este caso.

Fíjate en el uso opcional de un pronombre sujeto. La mayoría de las veces se emplean para enfatizar o para hacer una aclaración.

2. Concéntrate en la pronunciación

La pronunciación del español es sencilla. Cada letra tiene un sonido, ¡y ese sonido es siempre el mismo! ¿No es sencillo?

En principio, la pronunciación del español es sencilla, pero es difícil imaginar que las letras, sobre todo las vocales, suenen de forma diferente a como las has pronunciado en inglés durante años.

Letra R

La R española se pronuncia de forma diferente a la R inglesa, tienes que poner más atención en tocar con la lengua la zona justo detrás de la cresta alveolar.

Letra D

La D española, al igual que la D inglesa, tiene una pronunciación difícil al principio de las palabras. La D se pronuncia como [ð], el mismo sonido que se produce al pronunciar la palabra padre en inglés.

Esta diferencia puede apreciarse en hablantes de español como idioma nativo y también si repites su pronunciación. Fíjate en las palabras que terminan en –idad y presta atención a lo suave que es el sonido.

Vocales

Una de las primeras cosas que sin duda aprendiste en clase fueron las vocales españolas. Sin embargo, como estamos tan acostumbrados a los 20 sonidos vocálicos ingleses, ceñirnos a las cinco vocales españolas puede ser un reto.

En inglés, por ejemplo, las palabras que acaban en vocal se prolongan y tienen una entonación variada. La palabra «no» tiene un sonido de «o» largo, y tu voz puede subir y bajar mientras la dices. En español ocurre lo contrario. A excepción de los diptongos y triptongos, las vocales son cortas y nunca cambian.

Además, dependiendo de dónde aparezca la vocal en la palabra, las vocales inglesas como la O y la U tienen numerosas pronunciaciones.

Como estamos acostumbrados a estas pronunciaciones, cambiar a vocales españolas consistentes, especialmente en palabras que se parecen a términos ingleses, puede ser difícil.

Echemos un vistazo a oportunidad. La primera O en inglés suena más como una A. La O española, en cambio, suele ser oh.

Hablar español no es tan difícil

La práctica hace la perfección. Nadie dijo que fuera fácil aprender español, pero si aprendes las reglas básicas y las utilizas a menudo, tu cerebro se acostumbrará a hablar sin tener que pensar. Ahí lo tienes. El camino para sonar como una persona cuyo idioma nativo es el español puede ser largo, pero merece la pena.

Categorías
Mejorar el lenguaje

Escribir En Español: 4 Trucos Para No Equivocarte Nunca Más

Es posible que te imponga aprender a escribir en español. Seguramente hayas pasado vergüenza, hayas sudado, te hayas rascado la cabeza para pensar o llorado un poco de impotencia al aprender los fundamentos del idioma.

Escribir en español es agradable, y aunque no lo creas, un poco de práctica regular puede acelerar significativamente tu progreso de aprendizaje.

A pesar lo que cree la gente, la mayoría de las personas que están aprendiendo español encuentran el escribir un alivio. En comparación con otros idiomas, no es tan diferente a escribir en inglés, y muchos aspectos son algo más sencillos de comprender.

Hoy te traemos 4 consejos para empezar a escribir en español con buen pie en poco tiempo.

1. Empieza por la ortografía

Si el inglés es tu idioma, encontrarás la ortografía algo más fácil, ya que aprender a escribir en inglés es un misterio.

¿Por qué no riman las palabras cough, through y dough? ¿Por qué existen tantas letras dobles y por qué las vocales suenan tan diferentes?

Por suerte, la ortografía en español es mucho más sencilla que la del inglés.

Puede parecer demasiado bueno para ser cierto, pero las palabras escritas en español están pensadas para parecerse a su sonido. Hay muchos menos casos de letras mudas, letras duplicadas o grafías para los mismos sonidos.

Además, no importa qué otras letras haya a su alrededor, cada vocal tiene su sonido distintivo.

Hay varios recursos para ayudarte a estudiar el español, tanto si eres principiante como si no.

iScribo te ayuda a escribir en español en tiempo real. Te ayudará con la sintaxis, la gramática, la ortografía y la formación de oraciones entre otras características.

2. Trabaja la gramática

En inglés no puedes decir una palabra fuera de lugar en una frase sin que alguien lo note y te compare con Yoda. Aunque la gramática es más que válida, debemos aceptar que el inglés tiene una sintaxis bastante rígida para lo que se considera estándar en el inglés contemporáneo.

En este sentido, el español es una lengua más amable. Puedes expresar una acción de varias formas diferentes.

En cuanto a la gramática, las cosas que nos preocupan en inglés son mucho más fáciles en español. El orden de las palabras, la puntuación y las mayúsculas son mucho más sencillas de dominar.

Por supuesto, todavía hay mucho que aprender, así como ciertas cuestiones que no se tratan en inglés, como el género. Hay mucho que aprender sobre los tiempos verbales, las irregularidades y el estado de ánimo.

No será difícil empezar con los recursos adecuados y un poco de ayuda. Hay varios métodos para estudiar los fundamentos de la gramática española. Comprar un libro o pedirlo prestado es uno de los métodos más sencillos, baratos y eficaces para empezar.

Y una vez que tengas un buen dominio de la gramática puedes utilizar iScribo para comprobar si tu gramática española es correcta o no.

3. Las mayúsculas

Las mayúsculas también son menos complicadas en español.

A veces el inglés abusa de las mayúsculas, es decir, se usan demasiado. Normalmente tendremos que juzgar si algo es adecuado o no para determinar si es digno de una mayúscula.

Poner mayúsculas en español es mucho más fácil. Para empezar, las siguientes palabras no se escriben en mayúsculas en español como en inglés: días de la semana, meses, religiones, idiomas y nacionalidades. Todas ellas se escriben en minúscula.

Al escribir el título de una película o de un libro, solo se pone en mayúscula la primera palabra del título, mientras que todas las siguientes se dejan en minúscula.

Otra situación en la que se utiliza una mayúscula parcial es cuando se hace referencia a un nombre propio. Solo se pone en mayúscula el nombre propio, mientras que el resto del título queda en minúscula. El monte Everest es un buen ejemplo.

4. Domina la puntuación

Aunque no demasiado, hay una pequeña variación en la forma de puntuar las frases en inglés y en español.

La inclusión de signos de interrogación y exclamación al inicio de la oración es la alteración más visible. Cuando se hace una pregunta en español, esta debe comenzar con un signo de interrogación. Por ejemplo:

¿Qué hora es?

Las frases exclamativas siguen la misma lógica. Por ejemplo:

¡Dios mío!

El esfuerzo lo es todo

Aunque algunos aspectos de la lengua pueden ser difíciles de entender, escribir en español no lo es.

Si estás aprendiendo español, ten en cuenta estas pautas, no te detengas, intenta incluir algo de lectura y escritura en español en tu vida diaria. Es tan sencillo como encender los subtítulos en español de tu televisión o coger una revista española. Sigue estudiando y ¡buena suerte!

Categorías
Mejorar el lenguaje

5 Consejos Para Aprender Español De Forma Rápida

En este post, iScribo te enseña cómo aprender español de una forma más rápida. Son tácticas probadas que harán que hables español en poco tiempo:

  • Sin que tengas que mudarte al extranjero.
  • Sin tener que dejar tu carrera para estudiar a tiempo completo.
  • Y sin casarte con hispanohablantes. ¡Al menos de momento!

Ten en cuenta que este es un entrenamiento extenuante.

Tendrás que esforzarte mucho y puede que no sea para ti.

Sin embargo, si te pones a trabajar, los beneficios merecerán la pena.

Para empezar, no cometas el error de creer que no puedes aprender español rápidamente.

Es posible, y muchos estudiantes de idiomas experimentados lo atestiguan. Tampoco tienes que gastar una fortuna en clases de español o en herramientas de aprendizaje sofisticadas para lograrlo.

Veamos cómo conseguirlo.

1. Adquiere vocabulario en español

Las palabras son la base de todo idioma.

Si estás aprendiendo español, es fundamental tener el suficiente vocabulario como para comunicarte y seguir progresando.

Ahora bien, el mejor método para tener un buen bagaje de vocabulario en español con el tiempo es estudiar sobre la marcha.

Por ello, un consejo general es intentar utilizar el español en situaciones cotidianas y centrarte en adquirir las palabras y frases precisas que te resulten más útiles.

Sin embargo, debido a las limitaciones de tiempo, debes tomar un camino más directo.

Según los estudios sobre la frecuencia de las palabras en español, las 1000 palabras más utilizadas en español representan el 87,8 % de todo el español hablado.

Esto implica que basta con estudiar unas 1000 palabras para comprender el gran grueso de lo que se escucha en español.

2. Haz un curso de autoaprendizaje de español

¿Y cómo aprendo español si no sé nada? Un curso sólido de español para principiantes suele ser el método más eficaz para aprender los fundamentos ya que toda la información básica se aprende con trucos fáciles.

Lo más importante es que te asegures de que el curso que elijas tenga muchos diálogos e incluya tanto audio como texto para que puedas mejorar tus habilidades auditivas y aprender a comprender el verdadero español hablado.

3. No te obsesiones con la gramática española

Una de las obsesiones más comunes de los estudiantes de español principiantes es el deseo de pulir la gramática española.

Aunque es imprescindible dominar los fundamentos, puedes llegar muy lejos con unos conocimientos básicos de la gramática, ya que la forma de las oraciones en español es a menudo comparable a la del inglés.

¡No es necesario dominar todos los matices de la gramática española para poder mantener una conversación!

No queremos restar importancia a la gramática en español. El problema es que te preocupes tanto por las reglas gramaticales que el resto del aprendizaje se paralice.

Dedica algún tiempo a aprender los fundamentos de la lengua española en los primeros capítulos pero luego sigue adelante con determinación.

En cuanto al aprendizaje de la gramática española, puedes contar con un corrector de gramática española en tiempo real muy potente, iScribo.

Te ayudará a que no cometas ningún error gramatical y que no disminuya la curva de aprendizaje de forma drástica.

4. Lee todo lo posible en español

Al carecer de vocabulario como principiante total, te resultará difícil leer mucho.

Sin embargo, apenas te sientas capaz, deberías convertir la lectura en español en un hábito diario.

Ampliarás el vocabulario en un abrir y cerrar de ojos y dominarás la gramática de forma natural. Para comprobar que tu gramática no contiene errores, te volvemos a sugerir iScribo.

5. Haz que el español forme parte de día a día

El siguiente consejo puede parecerte un poco trillado pero es mucho más importante de lo que crees.

Si llevas aprendiendo español unos meses puede que te parezca pesado, habrá momentos en los que solo quieras relajarte y ver la tele.

Tienes que sacar tiempo para que el español forme parte de tu vida habitual, así experimentarás menos estrés y progresarás.

¿Cómo incorporas el español a tu vida diaria?

  • Ve la televisión a diario en español en lugar de en inglés.
  • Participa en sociedades y actividades locales en español.
  • Participa en cursos de español como yoga, baile o pintura.
  • Asiste a actividades locales de intercambio de idiomas y practicar con otros.

De lo que estamos hablando es de sustituir tareas que normalmente podrías realizar en inglés por otras en español. Es una de mis técnicas favoritas de aprendizaje.

Toda la exposición adicional que recibas a lo largo de dos o tres meses se acumulará y te ayudará a familiarizarte con el idioma en uso.

Esto es lo que finalmente te ayudará a aprender español de forma rápida y sencilla.

Aprender español rápidamente

Como puedes ver, aprender español de forma rápida requiere un esfuerzo. La clave es mantener la concentración en las estrategias generales, que son las que ayudarán a aprender y hablar el idioma de verdad. Y por último, para revisar tu escritura o gramática en español, te recomiendo que utilices nuestra herramienta, te hará la vida más fácil.

Categorías
Mejorar el lenguaje

Cómo Aprender Español en 5 Pasos Sencillos

Como ya sabrás si estás aprendiendo español, la gramática es un componente esencial de toda lengua, y este idioma no es diferente. Existen numerosos paralelismos entre la gramática española y la de otras lenguas romances, incluidas muchas características afines al inglés.

En este artículo, trataremos de enseñarte la mejor manera de aprender español para extranjeros y los fundamentos de la gramática española. Además, hablaremos de algunos de los contrastes y paralelismos entre las reglas gramaticales del español y del inglés.

1. Visión global para aprender el español

Para empezar, examinaremos algunos de los paralelismos entre el español y el inglés.

a) Verbos

En español, los tiempos y conjugaciones verbales tienen un papel imprescindible. Mientras que el inglés tiene unas pocas conjugaciones, el español, como cualquier lengua romance, tiene una gran gama.

Dicho esto, los tiempos son bastante parecidos a los del inglés. No obstante, hay tiempos que existen en español pero que no figuran en inglés.

En la próxima parte, repasaremos los verbos con más detalle.

b) Orden de las palabras

El español sigue el mismo principio fundamental de orden de palabras que el inglés: S + V + C (sujeto + verbo + complementos). Hay algunos cambios en la colocación de adverbios y adjetivos, pero para construir una frase básica, basta con seguir la misma secuencia que en inglés.

Aquí hay un ejemplo de una frase corta que se traduce palabra por palabra:

Ejemplo: Mi padre canta una canción.

Traducción: My father sings a song.

Fácil, ¿verdad?

c) Palabras y frases

Aunque el vocabulario no es un componente gramatical, creemos que también se merece un hueco en este artículo.

Es fascinante observar que muchas palabras del inglés y del español tienen el mismo origen. Aunque el inglés no es una lengua romance, sino más bien germánica, históricamente ha estado muy influenciado por el francés y el latín.

Hay muchos ejemplos de este hecho, pero te daremos solo algunos:

Ejemplo: nación

Traducción: nation

Elegimos este término porque hay cientos de sustantivos en español que terminan en el sufijo –ación, que es igual a –ation en inglés. Otros ejemplos son información y decoloración.

Este sufijo deriva del latín, por lo que se utiliza en español, inglés y otros idiomas. Eso explica que todos sean iguales.

Ejemplo: animal

Traducción: animal

Este segundo ejemplo tiene la misma ortografía que el primero, pero se pronuncia de forma diferente. Se trata de otro término latino, lo que explica su parecido con su versión española.

2. Verbos

Como ya hemos dicho, los verbos españoles tienen muchas más conjugaciones que los ingleses. Mientras que las conjugaciones de los verbos ingleses se pueden contar con una mano, los verbos españoles tienen una conjugación distinta para cada persona en las formas simples y plurales, en todos los tiempos y modos. Cada persona de todas las conjugaciones verbales tiene la misma raíz pero una terminación distinta. Mira cómo se conjuga el verbo comer (to eat):

Yo como

Tú comes

Él/ella come

Nosotros/as comemos

Vosotros/as coméis

Ellos/as comen

El español, como el inglés, contiene verbos regulares e irregulares. Las irregularidades de los verbos ingleses, en cambio, son más visibles en las formas de pasado y participio.

Hablando de verbos irregulares, hay dos en español que no debemos pasar por alto: ser y estar. Si dominas el español, es posible que lo entiendas. En caso de que no lo sepas, tanto ser como estar son el verbo to be y cada uno se utiliza según el contexto.

Ejemplo: Soy español.

Traducción: I’m Spanish.

Ejemplo: Estoy triste.

Traducción: I’m sad.

En el primer ejemplo establecemos una realidad permanente, que es que soy español. En el segundo caso nos referimos a algo transitorio. Normalmente, cuando decimos que estamos tristes, como en el ejemplo, damos a entender que somos infelices en ese momento o durante un periodo corto, pero no para siempre.

3. Sustantivos

La distinción principal entre los sustantivos españoles y los ingleses es que los sustantivos españoles tienen género gramatical, que se divide en masculino y femenino (ya dedicaremos otra entrada para el género de los sustantivos ya que hay mucho que decir al respecto).

Te daremos un ejemplo del sustantivo de cada género:

el horno (the oven) es masculino

la nevera (the fridge) es femenino

Te preguntarás qué distingue a un horno de una nevera: nada. Todo se basa en la etimología y el desarrollo de la lengua.

La mayoría de las palabras necesitan que recuerdes su género además de su significado. Sin embargo, hay ciertos sustantivos que tienen géneros aparentes. Una mujer, por ejemplo, es un término femenino, pero un hombre es inequívocamente masculino. A esto lo llamamos heteronimia.

Tenemos un truco rápido para ayudarte a decidir si una palabra es masculina o femenina: Las palabras masculinas casi siempre terminan en -o, mientras que los términos femeninos casi siempre terminan en -a. Este consejo no es perfecto, pero te ayudará en muchos casos.

4. Adjetivos

Hay algunas cosas fundamentales que debes saber sobre los adjetivos en español. Para empezar, los adjetivos deben coincidir siempre en género y número con el sustantivo al que siguen. Utilizaremos como ejemplo el adjetivo negro (black):

Masculino singular: Coche negro (black car).

Masculino plural: Coches negros (black cars).

Femenino singular: Casa negra (black house).

Femenino plural: Casas negras (black houses).

Habrás notado que el sustantivo se antepone al adjetivo en estos casos. La mayoría de los adjetivos en español se ponen después del sustantivo de esta manera, con algunas excepciones.

5. Negación

Hoy repasaremos la negación en español. Las oraciones negativas básicas en español se forman insertando la palabra no antes del verbo. Algunos ejemplos son:

Ejemplo: No tengo coche.

Traducción: I don’t have a car.

Ejemplo: Hoy Martín no quiere ir al colegio.

Traducción: Martín doesn’t want to go to school today.

Mientras que el adverbio en el ejemplo anterior está en una posición diferente a la del inglés, la palabra negativa permanece en el mismo lugar en ambas versiones: entre el sujeto (a menos que se elimine en español) y el verbo.

Así que estos son algunos trucos de gramática española para aprender español para extranjeros.

Cuéntanos en los comentarios qué aspecto de la lengua española es el más difícil para ti. Esperamos tus comentarios y haremos todo lo posible para ayudarte. Mientras tanto, puedes practicar tu gramática española con iScribo si estás aprendiendo español.

Categorías
Mejorar el lenguaje

Errores Comunes a la Hora de Aprender Español

¿Qué te ha traído a este artículo? A lo mejor eres profesor de español o simplemente una persona inteligente que busca los típicos errores en el aprendizaje del español antes de intentar aprenderlo, ¿verdad?

Supongo que has llegado aquí porque te has preguntado «Cómo aprendo español».

Si el inglés es tu idioma nativo, el español es un idioma difícil de aprender y dominar, y no es raro cometer errores gramaticales frecuentes en español.

¿Por qué?  El inglés y el español se leen y se hablan con estilos y maneras muy distintas. Solo eso puede influir en la forma en que lees y pronuncias el idioma.

Así que, sin más preámbulos, que empiece la fiesta.

Pronunciación

La pronunciación es el componente más crítico para aprender un idioma. Como muchos idiomas derivan del latín, la mayoría de las palabras son iguales o casi iguales.

Pero eso no implica que se pronuncien igual.

La letra R española y la letra R inglesa

Uno de los errores más frecuentes en el aprendizaje del español es la pronunciación de la letra R. La R española se pronuncia correctamente con la lengua detrás de los dientes delanteros y haciendo un sonido de R vibrante.

La R inglesa es el polo opuesto: la lengua quiere alejarse de los dientes para evitar generar el sonido vibratorio que se crea al pronunciarla, ¿verdad?

Este es un error típico cuando vas a aprender español; debes practicar la vibración de la lengua detrás de los dientes ya que te ayudará a pronunciar la R española.

Colocación del adjetivo delante del sustantivo

Este es uno de los errores gramaticales más típicos que cometen los estudiantes novatos de español. Olvídate de las pautas de la estructura de la oración en inglés:

Hot water es como lo expresamos en inglés.

En español es al revés, se dice Agua caliente.

Otro ejemplo es: Wash in hot water, si quieres expresarlo en español, no lo dices Lavar con caliente agua, sino que la forma correcta de expresarlo es Lavar con agua caliente.

¿Te has dado cuenta de que el inglés y el español están invertidos? Intenta no meter la pata y quizás puedas avanzar un poco del nivel principiante.

Uso correcto de las palabras

La cosa más tonta (pero graciosa) que se puede hacer mientras se aprende un nuevo idioma es esperar que cualquier término tenga el mismo significado que uno en inglés. No querrás que se rían de ti todo el rato, ¿no?

Pilla un diccionario de español para informarte sobre los términos españoles que a menudo se malinterpretan. Pero, para facilitarte las cosas, aquí tienes una lista de algunos:

  • Mejor: a menudo se confunde con el término inglés major.
  • Alegre: mucha gente lo confunde con el término alligator en inglés.
  • Cerrar: a menudo se malinterpreta como carrier o career.
  • Nubes: a veces se confunde con noobies.
  • Universidad: probablemente, algunos lo confunden con universe.
  • Tallar: increíble pero cierto, se confunde con teller o tailor.

No es una lista sorprendente de términos españoles que se suelen malinterpretar pero podría servirte de ayuda.

¡Practica!

Por último, pero no menos importante, lo más importante a la hora de aprender español (o cualquier otro idioma).

La práctica es esencial mientras se aprende un nuevo idioma, ya sea español, inglés o incluso latín. Como dicen, la práctica te lleva a la perfección.

¡Totalmente! Te recordamos tener en cuenta que la pronunciación de la R española difiere significativamente de la del inglés.

También el uso correcto de las palabras, que tienes que practicarlo ara evitar momentos embarazosos a la hora de hablar con hispanohablantes.

Además, ¡por supuesto! Lo ideal para practicar español es localizar a un amigo hispanohablante.

Hablar delante de un espejo puede ayudar, pero no serviría de nada si te hablas a ti mismo, ¿verdad? Además, nadie puede corregirte… También puedes utilizar iScribo para practicar español en línea. Nuestra herramienta te ayudará a no cometer errores a la hora de escribir en español.

Categorías
Mejorar el lenguaje

¿Qué redundancias permite la lengua española?

Si nos fijamos en la RAE, la redundancia es la «repetición o uso excesivo de una palabra o concepto». Si queremos ser más técnicos, involucraremos el término pleonasmo, que es el «empleo en la oración de uno o más vocablos innecesarios para que tenga sentido completo».

La lengua española es redundante de por sí, sobre todo en aquellas regiones o países en los que gusta recurrir a la exageración en el discurso, como es en Andalucía o en Venezuela, donde escucharás decir que valga la redundancia con frecuencia. La Academia permite el uso de algunas redundancias que enriquecen el idioma y se han sabido mimetizar a la perfección en el día a día de los hispanohablantes.

RAE, ¿qué está pasando?

Sube para arriba o baja para abajo. ¿Te imaginas subiendo para abajo o bajando para arriba? ¡Siempre podemos desafiar las leyes de física para intentarlo! La RAE nos permite ser redundantes en el uso oral y coloquial de la lengua española, siempre y cuando usemos estos recursos con valor expresivo o enfático, pero nos aconseja evitarlos en los textos escritos.

Lo vi con mis propios ojos y lo escuché con mis propias orejas

Aquí tenemos dos ejemplos de pleonasmo expresivo, por tanto, son correctos. Qué extraño es utilizar estas expresiones cuando en teoría no puedes ver a través de los ojos de otra persona u oír con sus oídos. ¿Es esto cierto? Pues… preguntémosle a las personas con ceguera o sordomudas, ¡te dirán que sí ven a través de sus perros guía o son capaces de escuchar cuando alguien les interpreta en lengua de signos!

Es más, ¿has viajado alguna vez a través de los ojos de un amigo? Muchas de nuestras amistades nos mandan fotos de sus viajes y nos hacen partícipes de ellos de alguna manera.

No puedes pasar sin cita previa

En esta «presunta redundancia» no hay incorrección alguna ya que puede aportar matices nuevos. Todas las citas son previas, pero por cita previa entendemos que es la que se hace con antelación y por algún canal no directo, como son el teléfono o Internet. Si quedas con tu colega, tienes una cita, pero evidentemente no tiene el matiz de previa.

¿Cómo saber si eres redundante o simplemente estás enfatizando?

El uso de las redundancias depende del carácter irónico de la persona que habla, pero no debemos tomarnos licencias que no nos corresponden, como en la redundancia incorrecta casualidad imprevista, que carece de valor enfático o estilístico. Todos sabemos que la «casualidad» es una circunstancia que no se puede prever.

En iScribo te aconsejamos que sigas la lógica que dicta tu cerebro y luego, poco a poco, irás conociendo todos los detalles que te permitirán dominar la lengua española. Con la ayuda de nuestra herramienta aprenderás a usar redundancias que están permitidas. ¡Pruébala hoy!

Categorías
Mejorar el lenguaje

El equipo definitivo para escribir en español de la mejor manera

iScribo es un proyecto innovador que pretende llenar el vacío lingüístico entre el inglés y el español.

La tecnología tiene el poder de mejorar nuestras vidas, por esto iScribo utiliza la inteligencia artificial (IA), para proporcionar un corrector de textos en español sólido, intuitivo y preciso. 

Continúa leyendo para conocer la historia de cómo profesionales de diferentes campos se juntaron para crear un corrector ortográfico en español impulsado por la inteligencia artificial y el procesamiento de lenguajes naturales (PLN).

¿Quién hay detrás de iScribo?

Claudia Gerhartz es cofundadora y directora general de iScribo. Claudia es británica y colombiana: ¿te da esto una pista de por qué Claudia decidió embarcarse en el proyecto? No solo como abogada, sino como hablante bilingüe, conoce mejor que nadie los problemas que conlleva tener que escribir textos o incluso correos electrónicos en diferentes idiomas. Durante el transcurso de su profesión, Claudia ha trabajado con clientes británicos que cuentan con negocios en España y América Latina. Debido a su profesión y a la interacción con personas de diferentes orígenes, ha sido testigo de primera mano de las dificultades que experimentan quienes no hablan el idioma del país en el que hacen negocios y, además, tienen que redactar cartas o realizar presentaciones.

Claudia ha asesorado a empresas que desean abrir nuevos mercados en América Latina pero que carecen de los conocimientos lingüísticos necesarios, y también ha visto a familias británicas que tienen una segunda residencia en España o América Latina y que encuentran dificultades con el idioma español.

Timothy Straker es director no ejecutivo de iScribo. Timothy también es consciente de que escribir con claridad y buena gramática aumenta las posibilidades de comunicarse mejor. Su más que probada experiencia también incluye el asesoramiento en elecciones y asuntos relacionados en múltiples jurisdicciones de todo el mundo. Se licenció en la Universidad de Cambridge y ha trabajado en muchos países y con culturas diferentes.

William Shacklock, Business Development de iScribo, es el tercer miembro del núcleo y corazón de nuestro proyecto. Cuenta con un máster en Económicas (MBA) por la Universidad de Manchester y con décadas de experiencia en desarrollo empresarial y finanzas para empresas internacionales. William trabaja como consultor de finanzas corporativas en el Reino Unido y en el extranjero. Gracias a su experiencia, comprende la importancia de una comunicación fluida, tanto si es nativa como si se trabaja en una lengua extranjera.

Pero, ¿quién más cree en este proyecto ambicioso?

El proceso de creación de iScribo incluyó un grupo de ingenieros informáticos y expertos en informática, un equipo de lingüistas, un periodista, un asesor en experiencia (UX), un diseñador gráfico y profesionales del marketing.

Como puedes ver, contamos con los mejores expertos en cada campo para desarrollar una herramienta competente que satisfaga las demandas de los usuarios que necesitan mejorar su gramática española. Uno de los principales valores que compartimos todos los profesionales que formamos parte de este equipo es que creemos que una mejor comunicación es posible si combinamos todas las habilidades humanas con la inteligencia artificial, ¡y así es como creamos la magia de este corrector en español!

Relacionado: [We would add the link to another article of the blog]

Hemos tardado un año y medio en crear nuestra plataforma. Nos encantaría decir que todo ha sido coser y cantar, pero todos sabemos que las mejores cosas de la vida tardan en funcionar y perfeccionarse. Tuvimos que lidiar con muchos altibajos y cambios para crear el producto que tenemos hoy.

Imagina que, para que iScribo funcionara, todos nuestros expertos han tenido que dar su opinión y así reunir todos los consejos y la experiencia para que la plataforma funcione perfectamente. Hemos expuesto el producto a los comentarios de los profesionales con el objetivo de mejorar la experiencia del usuario y ahora también lo hemos presentado a nuestros familiares y amigos. Es el momento de presentártelo a ti con la esperanza de que con tus comentarios podamos hacer las correcciones y modificaciones necesarias para crear un mejor producto.

En iScribo estamos muy orgullosos de ser la primera opción de los escritores y estudiantes de español que quieren mejorar sus habilidades lingüísticas. Nuestro compromiso con la innovación te da toda la confianza posible de que tu texto cumplirá con todas las expectativas. Un buen corrector de textos en español será una pieza valiosa de tu equipo para trabajar y estudiar, lo que te permitirá hacer frente a los retos que presenta la escritura. Sea cual sea el texto que tengas en mente, iScribo está aquí para ayudarte.

¡Prueba iScribo gratis hasta el 30 de Septiembre! Nuestro programa de subscripción comienza desde el 1ro de octubre de 2021. Puedes utilizar nuestro sitio hasta el medio día (GTM) del 30 de septiembre  de 2021. ¿Tu compromiso? proveernos de comentarios de uso (buenos o malos) que nos ayuden a fortalecer y enriquecer nuestra plataforma.